Cuentos infinitos

cuentos infinitos

A: Consuelo Digón I: Ilustración y diseño, Cintia Martín  E: Ediciones Tralarí, 2015

¿Quién no ha contado alguna vez el cuento de “Érase una vez un rey…” repitiéndolo hasta la saciedad para desesperación del interlocutor? “Si yo no te digo ni que sí ni que no, lo único que te digo es que érase una vez un rey, que tenía tres hijas…”

Bueno, pues aunque parezca imposible, las buenas cabezas de las autoras del divertimento que hoy os presentamos, logran plasmar este bucle espacio-temporal en forma de álbum, juego, objetodediseñoparaguardartodalavida o como lo queráis llamar.

Son tres los cuentos infinitos que Ediciones Tralarí nos ofrece en este pequeño paquete (Érase un rey, La manzana y En una cabeza). Tres cuentos cuadrados de unos 15×15 cm que no responden al formato tradicional. No tienen páginas, no comienzan ni acaban. Subiendo, bajando y abatiendo solapas nos cuentan tres historias infinitas que se repiten una y otra vez para diversión y ataque de nervios del público escuchante.

Muy divertido, muy ingenioso y con unas ilustraciones realmente a la altura del invento. Nos ha encantado.

Hilda y la cabalgata del pájaro

hilda

A: Luke Pearson  Kirkegaard I: Luke Pearson  E: Barbara Fiore Editora, 2014 (1ªE: Nobrow Ltd, 2012)

Volvemos a agradecer a nuestras amigas las tomasas el descubrimiento de otro álbum genial.
Hilda es una niña inquieta, con unos ojos que se comen el mundo, botas rojas y pelo azul. Ni rastro de rosa. Ni rastro de princesas, ni hadas, ni revistas de moda ni cuchicheos con sus súper amigas. Tiene personalidad, le gusta descubrir el mundo que le rodea y tiene criterio. Vive con su madre (en una casa rodeada de montañas en el primer volumen, Hilda y el troll, y en un piso en la ciudad en el volumen que hoy os presentamos).
Quizás por sus orígenes, se siente ligada a la naturaleza, le chifla dibujar piedras curiosas que se encuentra en sus paseos (especialmente aquellas que intuye que al anochecer se convierte en troll) y tiene una relación especial con el “hombre de madera” (¡nos encanta su casa!).
No es políticamente correcta, se enfrenta a su madre cuando opinan cosas distintas, pero sigue siendo una niña y necesita sentir el cariño de su progenitora en algunas ocasiones: la vida misma, vamos.
Nos ha encantado cómo el autor describe a los niños de ciudad a través de los ojos de Hilda, una chavalilla asilvestrada a fuerza de patearse los campos y montañas que rodeaban su casa natal. Cuando cree haber descubierto, por fin, una afición común con los niños urbanitas, la pasión por las piedras, descubre que para ellos, lejos de ser un objeto de culto, los preciosos minerales son proyectiles mortíferos que disparar a unos indefensos pájaros que sobreviven en las escuálidas ramas de un árbol urbano.
Pero finalmente, y contra todo pronóstico, Hilda encontrará en la ciudad la dosis de irrealidad, de magia y de aventura que necesita para seguir viviendo; lo que pensamos que necesita cualquier niño cuerdo que haga honor a su condición de infante.
Nos ha gustado especialmente la composición de las viñetas de este cómic de colores sugerentes.
Buena manera de comenzar el curso leyendo.

Arenzana II

Arenzana II

Un año más, hemos aprovechado nuestros días de asueto en La Rioja para cultivar cuerpo y mente. Este reencuentro ha servido para ambas cosas: lecturas y meriendas.

Y una vez más, Mª Paz y Ramos (casadetomasa.wordpress.com), Dolores (quetendralaprincesa.blogspot.com.es) y Pepe han compartido con la familia KIRIAKI sus experiencias del curso pasado, llenándonos de ideas y motivación. La importancia de la lectura en voz alta, sus experiencias a la hora de motivar a los alumnos, la visión desde dentro de la biblioteca del colegio, la interesante aventura del club de lectura en Asprodema, lecturas y escrituras sobre arte, lecturas viajeras…

Finalmente, un montón de recomendaciones de lecturas y la certeza unánime de la importancia de las tertulias en torno a un texto.

Ojala se cumplan los buenos propósitos y podamos repetir experiencia antes del próximo verano (que se alineen los astros y nos pille a todos en la misma ubicación geográfica). Así sea.

¡Ya estamos aquí!

Tras unos meses de desconexión total, unas primeras y tímidas vueltas alrededor de la biblioteca y unas pequeñas incursiones a su interior en las últimas semanas, ¡lo estábamos deseando! ¡a por nuevas lecturaaaaas!
Adelante, podéis pasar, estamos encantados de que nos acompañéis.