¡Hasta pronto!

Y con esta profundidad nos despedimos por este curso. Cambiamos los clubes de lectura por pueblo y playa y las reseñas de KIRIAKI por postales, pero hay una cosa que no pensamos cambiar: ¡seguiremos leyendo con todas nuestras fuerzas!

¡Feliz verano!

Por cuatro esquinitas de nada

A: Jérôme Ruillier I: Jérôme Ruillier E: Editorial Juventud, S.A., 2005 (1ªE: Bilboquet-Valbert, 2004)

Hoy os traemos un álbum que tiene vocación de clásico. Sencillo y conciso. Claro pero lleno de poesía. De 0 a 99 años. Es un indispensable.

Tanto “vosotros y vosotras”, tanto “lectores y lectoras”, tanto “miembros y miembras” se resumen en una sola idea: inclusión y respeto. Y esto es lo que explica para todos los públicos Jérôme Ruiliier (sin necesidad de usar @)

En esta sociedad que espera que todos nos parezcamos (es más rentable para unos pocos que lo tienen todo), o, al menos, que formemos grupos compactos y reconocibles, se nos empuja a cambiar para encajar. A modelarnos, a “pulirnos”. Pero, ¿y si no somos nosotros el problema? ¿y si la cuestión es que las puertas por las que queremos pasar deben cambiar de forma para que todos podamos entrar?

Pues eso. Que está bien explicar lo sencillo de forma sencilla y dejar de complicar lo evidente.

¡Todos somos diferentes! ¡Sí! Y en el fondo…todos lo sabemos.

Pindulí

A: Janell Cannon I: Janell Cannon E: Editorial Juventud, S.A., 2005 (1ªE: Harcourt Brace & Company, 2005)

Este álbum ha devuelto a las hienas su dignidad.
“El Rey León” había dejado su reputación por los suelos. Los había convertido en unos seres traicioneros, sucios y cobardes. Y ha tenido que aparecer Pindulí para poner a su especie en el lugar que le corresponde (además de enseñarnos muchas cosas más)

Todos podemos tener las orejas grandes, el pelo despeinado o el color inadecuado según con quién se nos compare. Pero lo mismo les pasa a esos que se dedican a compararnos con otros.
Todos podemos reaccionar como Pindulí, intentando agradar a aquel que nos mira o tratando de retocarnos para no ser juzgados.
Pero no todos somos capaces de darle la vuelta a la situación y de hacer ver a quien nos incomoda que es tan vulnerable como nosotros mismos.

Muy recomendable lección de autoestima en plena sabana africana.

Letras robadas

A: Triunfo Arciniegas I: Claudia Rueda E: Editorial Océano, 2013

¡Ay! ¡Qué bonito!

Una vez más, gracias a las selecciones temáticas de libros que preparan en nuestra biblioteca, hemos descubierto un tesoro. En este caso, bajo el título de “Literatura colombiana”

En Letras robadas, todo es bonito. Clara, la protagonista, es una niña inquieta con muchas cosas interesantes en su cabeza. Puede que lo que le interesa no sea lo más evidente, o lo que los demás esperan que acapare su atención, pero ella ve más allá, más profundo, más atenta. Quizás por eso piensen que es rara. Y Clara, es bonita.

El mercado que Clara recorre con su madre cada sábado por la mañana, peregrinando desde la carnicería hasta la pescadería, desde el puesto de huevos al de verdura, no sólo está repleto de alimentos sino que esconde miles de secretos. Y el mercado, es bonito.

Los rótulos de los establecimientos van captando nuestra atención: están incompletos, hay letras perdidas, hay letras…¡robadas! Gracias a Clara vamos descubriendo a los ladrones (que no solo roban letras y seguro que alguna vez han pasado por vuestras propias casas…) y entendemos sus razones. Al fin y al cabo, no es Clara la única rara, hay alguien más a quien le gusta ir a clase los sábados y colecciona dientes, como ella. Y la historia, es bonita.

Finalmente, que sepáis que las ilustraciones sobrepasan todas estas cosas bonitas que os hemos contado
Este álbum es un Triunfo, todo Rueda (no nos hemos podido resistir…)
Un álbum genial. Todo un descubrimiento.