Leocadio, un león de armas tomar

A: Shel Silverstein I: Shel Silverstein E: Kalandraka, 2016 (1ªE: 1963)

Bueno, bueno, Leocadio. Te habíamos visto a menudo en librerías y bibliotecas, nos habías parecido muy atractivo, con tus letras de colores y tu larga melena, pero una u otra cosa nos había distraído antes de llegar hasta ti. ¡Menos mal que hemos llegado!

Nos has hecho reírnos a carcajadas. Tú, tan entero y tan valiente ante los desalmados cazadores, has conquistado a toda la familia KIRIAKI que, además, comparte tu pasión por las nubes de malvavisco.

Tu espíritu inquieto y tus salvajes ganas de probar las nubes de malvavisco te hacen comenzar una gran aventura, viajando a lo largo y ancho del mundo, demostrando que eres el león con mejor puntería del mundo entero.
Tu forma de pedir las cosas nos ha encantado, nada mejor que un gruñido gutural cuando te encuentras con gente que no sabe razonar. Y te hemos compadecido en tu crisis existencial. Tras años actuando como humano, tu cerebro cortocircuita cuando te encuentras frente a un león, a punto de certificar tu implacable puntería con tu rifle; ni más ni menos, eso es una crisis existencial en toda regla.

Te  queremos agradecer, de todo corazón, lo bien que lo hemos pasado con tus ocurrencias y queremos decirte que nosotros estaríamos dispuestos a cosas semejantes a cambio de una cama de nubes de malvavisco.

Un beso,
La familia KIRIAKI.

PD: Dile al tío Shelby de nuestra parte que sus ilustraciones no pueden acompañar mejor tu historia. ¡Un 10!

Anuncios

Papeles arrugados

A: Diego Arboleda I: Raúl Sagospe E: Anaya., 2012

Jaime y Greta se llaman así por Hansel y Gretel. Su padre es escritor (aunque a juzgar por los papeles arrugados de su papelera lleva ya un tiempo sin inspiración) Su madre, pintora y su abuelo materno, Crisóstomo, dueño de un balneario en horas bajas.
Es el año 1937. En España.

Abuelo y yerno no se llevan bien pero Amelia, la madre de los pequeños, decide llevarlos una temporada al balneario con su abuelo, donde podrán estar más seguros que en Madrid. Un balneario puede ser un sitio extraño en época de guerra, pero puede también ser el único sitio en el que recuperar la cordura.
Veréis pequeñas huellas de la época en la que se sitúa la acción (las prisas por salir de Madrid, el soldado vigilante del puente que da acceso al balneario, la decadencia de las instalaciones…) y descubriréis algún otro destello bélico con forma picassiana.

¿Es esa criatura informe y blanquinegra un monstruo? ¿Son esas formas puntiagudas, amenazantes y lunáticas peligrosas? y ¿Por qué ha ido al balneario? ¿Quiere atormentar a los plácidos habitantes del lugar?
Bueno, todas estas preguntas se irán contestando a lo largo de la lectura de este álbum que habla de cómo la guerra transforma a las criaturas, de amor, de familia, de respeto y de arte ¿se puede pedir más? Y todo en un tono de humor y serenidad admirable.

A pesar del tema de fondo, os animamos a que no os asustéis. Es un álbum divertido y lleno de misterio que vuestros pequeños disfrutarán.

Aquí estamos otra vez…

“La vuelta al cole”: carteles comerciales que presentan a niños sonrientes con pantalón largo y …¡con abrigo! Según nuestros pequeños KIRIAKIs no hay quién se lo crea, pero desde aquí vamos a intentar que esa sonrisa sea consecuencia de nuestras lecturas.

Estamos deseando compartir con vosotros todo lo que hemos leído este verano, ¡bienvenidos!