Leocadio, un león de armas tomar

A: Shel Silverstein I: Shel Silverstein E: Kalandraka, 2016 (1ªE: 1963)

Bueno, bueno, Leocadio. Te habíamos visto a menudo en librerías y bibliotecas, nos habías parecido muy atractivo, con tus letras de colores y tu larga melena, pero una u otra cosa nos había distraído antes de llegar hasta ti. ¡Menos mal que hemos llegado!

Nos has hecho reírnos a carcajadas. Tú, tan entero y tan valiente ante los desalmados cazadores, has conquistado a toda la familia KIRIAKI que, además, comparte tu pasión por las nubes de malvavisco.

Tu espíritu inquieto y tus salvajes ganas de probar las nubes de malvavisco te hacen comenzar una gran aventura, viajando a lo largo y ancho del mundo, demostrando que eres el león con mejor puntería del mundo entero.
Tu forma de pedir las cosas nos ha encantado, nada mejor que un gruñido gutural cuando te encuentras con gente que no sabe razonar. Y te hemos compadecido en tu crisis existencial. Tras años actuando como humano, tu cerebro cortocircuita cuando te encuentras frente a un león, a punto de certificar tu implacable puntería con tu rifle; ni más ni menos, eso es una crisis existencial en toda regla.

Te  queremos agradecer, de todo corazón, lo bien que lo hemos pasado con tus ocurrencias y queremos decirte que nosotros estaríamos dispuestos a cosas semejantes a cambio de una cama de nubes de malvavisco.

Un beso,
La familia KIRIAKI.

PD: Dile al tío Shelby de nuestra parte que sus ilustraciones no pueden acompañar mejor tu historia. ¡Un 10!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s