El mono del asesino

A: Jakob Wegelius I: Jakob Wegelius E: Sushi Books, 2016 (1ªE: Bonnier Carlsen Bokförlag, 2014)

Teníamos pendiente hablaros de esta maravilla.

Hace un tiempo os contamos que habíamos leído “La leyenda de Sally Jones” y ya os anunciábamos que Sally había calado hondo en la familia KIRAKI. Pues bien, después de aquel aperitivo que tanto nos gustó, hemos leído el ladrillo que Jakob Wegelius propone, en un acto de valentía sin precedentes por parte de la editorial, para un público lector de alrededor de 10 años: 618 páginas que nos han mantenido en vilo, desde la primera hasta la última.

Conocíamos los orígenes de Sally, pero las vibrantes aventuras de este álbum superaron las expectativas de los pequeños KIRIAKIs. Música de fado, olor a taller de luthier, puertos nocturnos inquietantes y exóticos palacios componen el ambiente de fondo de esta maravillosa aventura que nos hace viajar desde el barrio de Alfama, en Lisboa, hasta Alejandría, desde aquí a Bombay, a Karachi, a Cochín.

Hemos conocido a estrellas musicales, comerciantes desalmados, marineros sin escrúpulos, una cantante de fados, un luthier adorable, inspectores corruptos y hasta un Maharajá. Algunos son lo que parecen. Otros parecen lo que no son. Y entre todos ellos han mantenido nuestro corazón agarrotado, de susto en susto, de esperanza en esperanza.

Mientras que en “La leyenda de Sally Jones” supimos sobre cómo Koskela salvaba la vida de Sally Jones y le ofrecía su amistad incondicional, en esta nueva aventura es Sally la que intenta devolver el honor a su querido Koskela y desenmascarar una injusticia insoportable y cruel.

Las ilustraciones, tan geniales como las de “La leyenda de Sally Jones”, no toman tanto protagonismo en este álbum, pero hemos vuelto una y otra vez a lo largo de la lectura al índice ilustrado de personajes de las primeras páginas, una guía muy útil que nos ha orientado tanto como nos ha desorientado.

Genial.
El día que acabamos de leerlo nos quedamos tristes porque íbamos a dejar de ver a una vieja amiga.
Sally, escríbenos pronto, por favor.

Anuncios

Duermevela

A: Juan Muñoz-Tébar I: Ramón París E: Ediciones Ekaré, 2017

Intimidad, calma susurros. Hemos disfrutado de este álbum en silencio. Nos hemos descubierto pasando las páginas despacito, para no despertar a nadie, para no arruinar la magia.

A Elisa le cuesta dormir. Pero no es porque se esté haciendo preguntas, es porque le gusta disfrutar de ese momento de semisueño en el que todo es posible, en el que te sientes flotar y estás a gusto y seguro.

Es el momento en el que nada asusta y menos aún si tienes un compañero como Estebaldo, tan achuchable y calentito.

Elisa y Estebaldo dan un paseo nocturno a través de la frondosa jungla descubriendo secretos habitantes. Tan fieros ellos durante el día y tan inofensivos en la quietud del sueño nocturno.

Ha sido como leer un cuento de noche, alumbrado por una linterna y metido en una tienda de campaña. ¡Qué gustito!

¿Sabéis que es lo mejor? que es un lugar que conocemos todos: Duermevela.