Pindulí

A: Janell Cannon I: Janell Cannon E: Editorial Juventud, S.A., 2005 (1ªE: Harcourt Brace & Company, 2005)

Este álbum ha devuelto a las hienas su dignidad.
“El Rey León” había dejado su reputación por los suelos. Los había convertido en unos seres traicioneros, sucios y cobardes. Y ha tenido que aparecer Pindulí para poner a su especie en el lugar que le corresponde (además de enseñarnos muchas cosas más)

Todos podemos tener las orejas grandes, el pelo despeinado o el color inadecuado según con quién se nos compare. Pero lo mismo les pasa a esos que se dedican a compararnos con otros.
Todos podemos reaccionar como Pindulí, intentando agradar a aquel que nos mira o tratando de retocarnos para no ser juzgados.
Pero no todos somos capaces de darle la vuelta a la situación y de hacer ver a quien nos incomoda que es tan vulnerable como nosotros mismos.

Muy recomendable lección de autoestima en plena sabana africana.

Anuncios

Letras robadas

A: Triunfo Arciniegas I: Claudia Rueda E: Editorial Océano, 2013

¡Ay! ¡Qué bonito!

Una vez más, gracias a las selecciones temáticas de libros que preparan en nuestra biblioteca, hemos descubierto un tesoro. En este caso, bajo el título de “Literatura colombiana”

En Letras robadas, todo es bonito. Clara, la protagonista, es una niña inquieta con muchas cosas interesantes en su cabeza. Puede que lo que le interesa no sea lo más evidente, o lo que los demás esperan que acapare su atención, pero ella ve más allá, más profundo, más atenta. Quizás por eso piensen que es rara. Y Clara, es bonita.

El mercado que Clara recorre con su madre cada sábado por la mañana, peregrinando desde la carnicería hasta la pescadería, desde el puesto de huevos al de verdura, no sólo está repleto de alimentos sino que esconde miles de secretos. Y el mercado, es bonito.

Los rótulos de los establecimientos van captando nuestra atención: están incompletos, hay letras perdidas, hay letras…¡robadas! Gracias a Clara vamos descubriendo a los ladrones (que no solo roban letras y seguro que alguna vez han pasado por vuestras propias casas…) y entendemos sus razones. Al fin y al cabo, no es Clara la única rara, hay alguien más a quien le gusta ir a clase los sábados y colecciona dientes, como ella. Y la historia, es bonita.

Finalmente, que sepáis que las ilustraciones sobrepasan todas estas cosas bonitas que os hemos contado
Este álbum es un Triunfo, todo Rueda (no nos hemos podido resistir…)
Un álbum genial. Todo un descubrimiento.

Animalario Universal del Profesor Revillod

animalario-universal

A: Miguel Murugarren I: Javier Sáez Castán E: Fondo de Cultura Económica, 2003

De este álbum nos gusta todo, ¡todo! Es genial, extraordinario, redondo. Comenzado por el título, “Animalario Universal del Profesor Revillod. Almanaque ilustrado de la fauna mundial. Miscelánea de curiosidades para disfrutar aprendiendo”.

Es tan completo y complejo que no sabemos por donde empezar…Vamos a ver, en sus primeras páginas la obra se presenta como una “joya bibliográfica de la zootecnia moderna”. Es una obra “profusamente laureada”, basada en los apuntes al natural tomados por el Profesor Revillod, que dedicó su vida a viajar por el mundo, del uno al otro confín, anotando y dibujando sobre cuantas especies animales se topaba.

Nos imaginamos a Revillod como un intrépido explorador, un científico entregado, aventurero y valiente. Tal y como anuncia el prólogo, fue el mismo profesor el que encargó esta obra a uno de los mejores maestros ilustradores (estamos de acuerdo con su elección). Esta mezcla de realidad y ficción nos ha atrapado y hemos entrado al trapo, ¡nos lo creemos todo!

Se trata de 21 láminas que ilustran 21 animales representativos de la fauna mundial, cada una de ellas acompañada de una escueta descripción, indicando en una sola frase, el tipo de animal, su más significativa característica, y su procedencia.
Cada una de estas láminas está físicamente cortada en 3, diseccionando así el cuerpo de cada animal en sus 3 partes fundamentales: la cabeza, el cuerpo y el trasero. De esta forma, podemos componer infinitos animales (4096 para se exactos) combinando culos, troncos y cabezas.
Mezclamos un elefante con un tigre y una pulga gatuna; una cochina con un armadillo y una corneja…

Las ilustraciones son de las de babear. Es un álbum infinito al que volvemos una y otra vez, es un fondo de armario, un indispensable, un eterno.

FLIX

flix

A: Tomi Ungerer I: Tomi Ungerer E: Ediciones Ekaré, 2013 (1ªE: Diogenes Verlag AG Zürich, 1997)

Es necesario volver a Tomi Ungerer de vez en cuando. Vuelve a poner las cosas en su sitio. Barre la ñoñería de un escobazo, desenmaraña los argumentos rebuscados y artificiales; siempre, SIEMPRE, habla a su público infantil, que es a quién se dirige. Y aquí estamos, volviéndolo a disfrutar como el primer día, aquel en el que leímos a su querida Familia Melops y decidimos escarbar en la literatura infantil y juvenil, y anotar aquí nuestros hallazgos e impresiones.

Pues bien, en este camino que recorremos la familia KIRIAKI a tientas, nos hemos encontrado a Flix.

¿Es un perro? ¿Es un gato? ¡NO! ¡Es una monstruosidad genética!
Flix es un pug (raza de perro que por poco suena a “asco”) Y es hijo de Teo Garra y su esposa Flora, dos gatos felices y enamorados. Parece ser que la abuela de Teo se casó en secreto con un “puag” y, varias generaciones después, se descubre el pastel en forma de perro pachón.

La fuerza del amor, la aceptación del diferente, la mezcla de culturas, la fe en uno mismo…y todo esto dirigido a un entregado y entusiasmado público infantil. Sí, es posible, Tomi Ungerer lo consigue.

Si el mundo está como está en KIRIAKI humildemente pensamos que es porque no se ha leído suficiente, es decir, no se ha leído a Tomi Ungerer. Además de esta clase magistral de filosofía y sentido común, los infantes (y los vejetes) hemos disfrutado de unas ilustraciones excelentes, llenas de detalles, de ironía y de espíritu crítico. Sí, para nacer hace falta que mamá abra las piernas, no pasa nada, es la vida.

Os proponemos un juego: en cada ilustración hay un grifo, ¿lo encontráis?
A por él…¡ya!
Cómo nos gusta la portada…

El gran Zooilógico

el-gran-zooilogico

A: Daniel Montero Galán I: Daniel Montero Galán E: Ediciones Jaguar, 2015

Hace tiempo que no disfrutábamos de una dosis de “absurdez” tan completa. ¡Nos lo hemos pasado pipa!

Este bestiario mitológico nos ha “realmente conquistado”; desde los seres peludos hasta los crujientes pasando por los bichejos, los en remojo, los lagartejos y los pajarracos; todos ellos nos han sacado una sonrisa, y algunos, una carcajada.
Ha tenido tanto éxito que hemos tenido que hacer cola en casa para releerlo. Lo hemos disfrutado en familia, de manera individual, mirando sólo los “santos”, centrándonos exclusivamente en como criar ciertas especies, conociendo las referencias del autor. Vamos, que nos ha dado juego.

Se trata de un bestiario bien estructurado: historia y curiosidades varias en la página de la izquierda (acompañado de una tabla de datos técnicos: nombre científico, longitud, hábitat…); detallada ilustración de la bestia a la derecha.
En este álbum hay mucha imaginación (tanto en el texto como en las ilustraciones) pero lo que ha cautivado a KIRIAKI ha sido lo absurdo de las curiosidades. Y para muestra, un botón:

La Cochinilla Berrugosa es una gran nadadora porque se le da estupendamente hacer nada de nada.
El Burroncador Resiestero tiene una cola muy larga y al final de ésta, un tercer ojo, que no suele usar, pues es un ojo vago.
El Guallambero es una criatura de altos vuelos que suele tener la cabeza en las nubes y desea vivir por encima de sus posibilidades.
O, por ejemplo, el Pipiolino, con sus gafilla de culo de vaso, que está dotado de un caparazón donde transporta sus huevos, para que no se los toquen.
En Engulleletras, la Resfriolera, la Cientrometida, el Bloob, el Revientalotodo, el Metamorcillo…y el Gamusino.

Están todos.

Tendréis que ampliar el plazo de devolución de la biblioteca, tiene mucha chicha.

La montaña de las tres cuevas

la montaña de las tres cuevas

A: Per Olov Enquist I: Stina Wirsén E: Ediciones Siruela S.A., 2005 (1ªE: Rabén&Sjögren Bokförlag, Suecia, 2003)

¡Pero qué buenos ratos nos está haciendo pasar la literatura juvenil!

Si mezclas a una niña que tiene miedo a soñar con cocodrilos, con unos padres que ante su angustia no hacen más que repetir “-Por favor, intenta comprenderlo, estoy cansado y agotado…-“, y con el abuelo más molón del mundo entero, sale esto: La montaña de las tres cuevas.

Mina siempre acude a su abuelo cuando quiere hablar de cosas importantes, el resto de adultos no están a la altura, y en una de estas charlas se le ocurre a Per Olov, bueno, al abuelo, la idea de ir unos días a su casa al pie de las montañas con sus queridos 4 nietos y 1 mascota. Por supuesto, los padres correspondientes sólo conocen el plan parcialmente, se les ha explicado lo justo.
Entre las cuestiones que no han sido mencionadas está la minucia de que el abuelo pretende hacer una travesía de montaña, ascendiendo una altura considerable, con intención de explorar las tres cuevas que dan nombre al peñasco. Pequeños detalles: la edad del abuelo (calculamos que cerca de 80 años), la de los nietos (entre 7 y 4 años) y la fauna que vive en la susodicha montaña (lobos y osos hambrientos).

Es una historia genial que nos ha enganchado desde el principio. La relación entre abuelo y nietos. La valentía de los chavales, el camino de superación que recorren, aprendiendo los unos de los otros. Hay aventura, acción, miedos que superar, misterio, leyenda. Y hay naturaleza salvaje, sin empaquetar y sin lazo; olor a tierra, a hojas y a musgo que reconocerán los montañeros; y amor por los animales.

Los lobos no han tenido nada que hacer, el libro lo hemos devorado nosotros.
¡Una historia genial!

Martín y la luna y Martín y la primera nevada

martin y la luna     martin y la primera nevada

A: Sebastián Meschenmoser I: Sebastián Meschenmoser E: Fondo de Cultura Económica, 2014 (1ªE: Esslinger Verlag J.F. Schreiber, 2006)

Un miembro de la familia KIRIAKI se llama Martín y sobre sus zapatos aparecieron este par de álbumes la mañana de reyes. ¡Qué felicidad un libro personalizado!

Tras la primera lectura han pasado a ser unos de nuestro favoritos, a los que acudimos con asiduidad cada noche.

Y nos han conquistado por varias cosas:

1. Sus protagonistas: Martín, una ardilla inquieta y pelirroja, que siempre se pregunta cosas interesantes, se rodea de un grupillo de animales de bosque, tan entrañables como ella. El erizo Erick, Ramón el cabr…cabrito, Bruno el oso despeinado y un séquito de ratones, abejas y demás bichejos.

2. El tono cómico de sus historias: un tremendo queso gruyere que aterriza sobre la rama del árbol en el que Martín tiene su madriguera y le trae por la calle de la amargura, pensando que es la luna llena que ha caído del cielo, lo que le hace temer que será acusado de ladrón y enchironado en una lúgubre celda.
O los esfuerzos sobrehumanos (sobreanimales) de Martín por no comenzar a hibernar hasta no ver el primer copo de nieve del invierno. Sólo ramón conoce la nieve, dado que el resto de la cuadrilla duerme de diciembre a marzo, por lo que, guiados por la descripción del cabrito, intentan averiguar qué es un copo de nieve (carcajadas en nuestra casa por alguna de las interpretaciones)

3. Y por si todo esto fuera poco, lo que realmente nos ha hecho “fanses” de Meschenmoser han sido sus magníficas, expresivas, vitales, tiernas, irónicas, sinceras, extraordinarias, apasionantes…ilustraciones.

¿Hemos sido suficientemente claros? ¡Las ilustraciones son una pasada! Os recomendamos ardientemente que os hagáis con algún ejemplar (la doble página que muestra a Martín correteando por un árbol nos ha dejado mudos).

Hay un tercer libro en la serie que aún no tenemos. Pero tendremos.

 

Me gustan los animales

me gustan los animales

A: Dahlov Ipcar I: Dahlov Ipcar E: Silonia, 2015 (1ªE: Borzoi Book por Alfred A.Knopf Inc, 1960)

“Me gustan los animales” es una declaración de amor en toda regla al reino animal al completo.

– Me gustan los animales, a mí, no hace falta que te diga mi nombre, estoy aquí ilustrado, el único niño que ves en el álbum; sí, el de la ropa sesentera: jersey de cuello alto y pantalones de campana-.

Y le gustan tanto que ya tiene claro qué será de mayor: dueño de un zoo, propietario de una tienda de mascotas, granjero o leñador. Y a lo largo de todo el álbum nos relata de forma exhaustivísima los cientos de miles de animales con los que conviviría en cada profesión.

Saltamontes, hipos y rinos, ocelotes, búfalos medusas y estrellas de mar; colibríes, camellos y elefantes, pelícanos, tucanes y flamencos, bongos, órices, kudús y okapis (prometemos que todos son animales); serpientes, monos, leopardos, gatas, perritos, exóticos peces; caniches, bulldogs, perros salchicha, cobayas, conejos y ratones; tortugas, pájaros miná, caimanes, ovejas, cerdos, pollos, patos y gansos; mofetas, ciervos, zorros, ardillas voladoras…Si os han parecido muchos, esperad a leerlo…

Pero el chaval está resignado, eso será cuando sea mayor; por ahora solo tiene: cinco peces, dos tortugas, un beagle, un boxer y tres gatos, una salamandra, un periquito y un bote lleno de hormigas. Una rana, un escarabajo y un ratoncillo. Vemos esto en nuestra casa y nos da un jamacuco, pero a él le parece poco …

Las ilustraciones, de vivos colores y tintas planas, están atiborradas de composiciones que han llenado nuestra mente del reino animal al completo. Se trata de la reedición del álbum original, que Ipcar ilustró con planchas litográficas perdidas hace años. Está claro que esta señora conocía a los animales. A todos.

Un gracioso animalario. Ahora encontramos muchos (preciosos, grandes formatos, meticulosas ilustraciones), pero éste es fresco, atiborrado de bichos, con interesantes y arriesgadas composiciones. Y es de los 60, no creemos que entonces hubiese tantos.

¡Genial la exótica jaula de aves del zoo y los animales nocturnos del bosque!

¡A por él!

Los cinco horribles

los cinco horribles

A: Wolf Erlbruch I: Wolf Erlbruch E: Editorial Juventud, 2001 (1ªE: Peter Hammer Verlag GmbH, Wuppertal, 1997)

Hemos descubierto esta joya gracias a nuestra bibliotecaria.

Los cinco horribles son cinco animales repugnantes que no suelen salir bien parados en otras historias: un sapo viscoso, una rata de voz chirriante, un siniestro murciélago, una araña (la repugnancia hecha insecto) y una hiena cochambrosa que se ríe de todo quisqui.

La cosa no puede empezar peor: nos encontramos a la rana compadeciéndose de sí misma, mirando con atención su geta verrugosa en un pedazo de espejo. Aparece la rata, desagradable a más no poder, envuelta en un abrigo talla “el difunto era mayor” y una chistera con la tapa abierta, soltando pesimistas comentarios e insultando a quien se le ponga por delante, como por ejemplo, al murciélago. A este último le falta tiempo para enzarzarse en una discusión con la asquerosa araña y en medio de esta agradable camaradería aparece la hiena, cortando de raíz la patética bronca.

Ahí está, con sus horribles manchas cutáneas y su malograda reputación, poniéndole buena cara a la vida y riéndose en cuanto tiene ocasión. Les hace comprender que no importa lo que piensen de ellos, que da igual que sean guapos o feos y que lo que importa es lo que uno haga, para sí mismo y para los demás. Toma ya.

Y así, sin más, comienza a tocar unas notas de jazz con su saxofón. Lo siguiente es animar a esta deprimida pandilla a hacer lo que mejor hacen y, uniendo todas sus habilidades, deciden, finalmente, abrir una crepería con música en directo. Todo muy normal.

Una última decepción pone a prueba el ánimo inestable de los bichos y un esperanzador final en forma de marabunta de animales reflota el peculiar negocio.

Genial la historia. Genial la ilustración. ¡A por él!

Una piedra extraordinaria

una piedra extraordinaria

A: Leo Lionni I: Leo Lionni E: Ediciones Ekaré, 2006 (1ªE: Alfred A. Knopf, 1994)

¡Cuánto tiempo sin sacarte de la biblio Leo!; acudimos a tu Frederick a menudo, porque vive con nosotros, en el 1º Izda. de la estantería de los retoños, pero llevábamos meses sin decidirnos a conocerte mejor.

Nos han caído simpáticas Marilyn, Augusto y Jessica, tres ranas verdes sonrientes que intentan llenar sus días admirando sus pequeños descubrimientos cotidianos. La pasión que Jessica muestra ante todos sus hallazgos se ve respaldada por el asombro de Marilyn y Augusto ante la enorme piedra blanca que descubre entre un montón de rocas sin interés. Marilyn (que sabía de todo), les hace saber que eso tan liso y perfecto no es una piedra, sino un huevo de pollo. Cuando al cabo de los días el huevo se resquebraja y un simpático animal verde escamoso sale de él, los tres batracios gritan al unísono: ¡un pollo!

Jessica y él se vuelven inseparables, cuidan el uno del otro, nadan, pasean, disfrutan. Jessica y el pollo hasta filosofan en sus largos paseos juntos hasta que, un día, un pájaro les informa de que la madre del pollo está desesperada buscándole por todas partes. Deciden ir a su encuentro y se encuentran con la más extraordinaria criatura que jamás han visto. Habla con voz suave y en cuanto ve al pollo dice: “Ven aquí, mi dulce y pequeño caimán”.

Cuando Jessica cuenta a Marilyn y a Augusto lo que acaba de suceder, no pueden parar de reír:
¡Caimán! ¡Qué cosa más tonta!

Pues eso, Leo. Acierto seguro.