Lost in translation

lost-in-traslation

A: Ella Frances Sanders  I: Ella Frances Sanders  E: Libros del Zorro Rojo, Buenos Aires, 2016

Un compendio ilustrado de palabras intraducibles de todas las partes del mundo, como reza el subtítulo. O un álbum imperiosamente necesario que no sabemos porqué nadie había hecho antes.

¡Resulta que todas esas cosas, situaciones o sentimientos tienen un nombre! Y nosotros sin saberlo…

“¡Qué bonito ese reflejo alargado de la luna, que parece un camino brillante y luminoso sobre el agua del mar!” Cuánta tinta habríamos ahorrado escribiendo: “¡Precioso mångata!”
¡Cuántos bocadillos de pålegg que nos hemos comido los KIRIAKIs! (dícese de cualquier cosa que le pongas al pan)
“Espera a que termine de merendar, estoy contigo en un pisan zapra” (el tiempo que me cuesta comerme este plátano, vamos)
¡La de jagus que hemos oído a los pequeños KIRIAKIs! (chistes tan horripilantes que no tienes más remedio que reír)
No éramos conscientes de que todo ese tiempo que dedicamos a soñar, a vivir en las nubes, nos estaba convirtiendo en luftmensch.
Cuántas, ¡cuantísimas! veces en nuestra vida hemos practicado el iktsuarpok o, en otras muchas palabras, hemos salido una y mil veces a la puerta de nuestra casa, o nos hemos asomado en tropecientas ocasiones a la ventana, escrutando con ansiedad la llegada de alguien a quien esperas.
Y el haber descubierto que nuestra enfermedad tiene un nombre: tsundoku, no tiene precio (ni tratamiento…)

Sí, nos hemos dado cuenta de que en esta entrada hay muchas exclamaciones, pero es que hemos ido de descubrimiento en descubrimiento y eso…¡nos entusiasma!
Infantil, juvenil, adultos, ¿qué más da? Es para todos.
¡Queremos un segundo volumen ya! Aún sentimos cosas que no podemos nombrar.

Y la edición…pues bueno, del zorro rojo; para esto si que hay una palabra en castellano: impecable.

Anuncios

Bigudí

bigudi

A: Delphine Perret  I: Sébastien Mourrain  E: Limonero, Buenos Aires, 2015 (1ªE: Editions Les Fourmis Rouges, 2014)

Este álbum ha conseguido dos cosas: que empaticemos fervientemente con una anciana moderna y estilosa y que veamos los alrededores del rascacielos de Nueva York en el que vive, como nuestro barrio de toda la vida, con su frutero, su charcutero, sus amigas de la clase de gimnasia…

El dueño de su cafetería favorita, italiano; el peluquero, gay; el charcutero del este de Europa; su amigo del parque, japonés; Tom, el musculitos del gimnasio, más negro que el tizón y el limpia cristales, su salvador, con claro sobrepeso. Sí, definitivamente la autora ha captado la esencia de Nueva York, ejem…que Trump reflexione.

Bueno, que nos perdemos. Bigudí quiere a Alfonso, su buldog francés, con todas sus fuerzas. Se hacen mutua compañía, se cuidan el uno al otro. Pero un día Alfonso muere y Bigudí llora como nunca ha llorado. Llora tanto que un día decide: “no voy a volver a sufrir así nunca más”. De modo que Bigudí llega a la determinación de no encariñarse de nadie nunca jamás, no quiere volver a perder a un ser querido. Pero… ¿podrá llevar a cabo tan triste plan? ¿Terminará sus días mirando por la ventana de su piso, en la planta 156, mirando hormigas amarillas que se mueven sin descanso bajo sus pies?

Tendréis que leer este álbum entrañable para saberlo.

Estrenando año y lecturas

Desde KIRIAKI deseamos que hayáis comenzado el nuevo año con pilas de libros por leer en vuestras mesillas (más aún después de conocer ayer el informe del sector de editores, en el que nos informan de que casi el 40% de la población no lee un solo libro en todo un año)
Nosotros, como siempre, damos gracias a los entes regaladores navideños, que nos han dejado farlopa de la buena.